Covid 19: Economía doméstica en tiempos de confinamiento

Está llegando final de mes. Algunas de vosotros y vosotras cobraréis igual que siempre y podréis pagar las facturas de vuestros proveedores sin problema.


Sin embargo, habrá muchas personas que se encontrarán con dificultades de afrontar los pagos o de recibir sus cobros. Algunos, porque se han quedado sin trabajo o han cesado su actividad, otros porque se han visto obligados a dejar de hacer actividades con las que iban trampeando, habrán que hayan enfermado o hayan tenido que encargarse de sus familiares pequeños y mayores. Otros no cobrarán de sus clientes o de sus inquilinos. Habrá un efecto dominó en la cadena de pagos y cobros. CASI TODOS NOS VAMOS A SENTIR AFECTADOS POR ESTA NUEVA SITUACIÓN.


Esto nos va requerir romper nuestros esquemas de seguridad e inflexibilidad en los que nos habíamos instalado. Nos obligará a a buscar nuevas maneras y recursos para transitar juntos esta situación.


Es lógico que te preocupes pero más importante aún es que confrontes con el tema y que te ocupes de ver que es lo que quieres/puedes hacer en esta situación.


Se me ocurren algunos recursos y pensamientos que nos pueden ser útiles.

1.PIENSA QUE SE TRATA DE UNA SITUACIÓN EXCEPCIONAL Y TRANSITORIA y que en un tiempo, más corto que largo cambiará.


2. PIENSA A CORTO PLAZO: Confronta con las dificultades reales que tienes como máximo a un mes vista. No te pongas a imaginar escenarios a largo plazo en una situación que es de tanta incertidumbre. Replantéate las prioridades de este momento. Busca si te corresponde algún recurso que ponga la administración. Pídelo!


3. PIENSA QUE A LA LARGA SABRÁS BUSCARTE LA VIDA y podrás devolver las deudas o reponer los cobros en los que os comprometáis.


3. CONFÍA EN TI MISMO, en que tendrás los recursos personales y profesionales para adaptarte a la nueva situación y que encontrarás nuevas y oportunidades que nunca hubieras pensado. Sabrás reinventarte y encontrarás la manera de ganarte la vida.


4. NEGOCIA CON TUS PROVEEDORES Y TUS CLIENTES DE FORMA HONESTA En estas circunstancias, vuestra situación ha cambiado y se han de reformular, de forma transitoria, los tratos a los que os habíais comprometido. Adaptaros, provisionalmente, a vuestra situación actual. Contacta con ellos, háblales de tu situación. Escucha la de ellos. Sed honestos, empáticos y transparentes y llegad a acuerdos para retrasar pagos y cobros si es el caso. Sed rigurosos e implacables con los que se quieren aprovechar de la situación. Evita, si puedes, todos los litigios y llega acuerdos.


5. DESARROLLA LA SOLIDARIDAD . Si estás apurado no dudes en pedir, aunque te cueste. Acepta los NO que recibas con comprensión y los SÍ con agradecimiento.No dudes en llamar o ofrecer tu solidaridad en estos momentos. Hazlo de forma transparente sin exigencias ni amenazas, de forma honesta. No des más de lo que quieres dar. Entrega, da, presta todo lo que te dicte tu corazón. Hazlo por el propio placer de dar.


6. NO TE CULPES DE NO PODER PAGAR.Todos hemos pasado momentos apurados en nuestra vida, eres inocente y no quieres engañar a nadie.Sabrás salir,


7. CONFÍA EN LA VIDA. Aunque en estos momentos te cueste entender esta situación, con el tiempo aprenderás que todo fue por nuestro bien.

 

Y TÚ? QUÉ RECOMENDARÍAS?

Compartir mediante:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies