¿Se puede cambiar?

Basándome en mi experiencia personal y viendo la evolución de mis pacientes y conocidos, puedo decir que sí! 

Efectivamente, las personas podemos cambiar! 

Ahora bien es pertinente hacer cuatro precisiones: Nadie puede cambiar a otro sin su consentimiento.: 

1. A medida que la persona toma conciencia de sí misma y va diferenciándose de los demás, se erige como único responsable de su conducta. A partir de ese momento sólo depende de su voluntad el decidir cambiar o mantenerse igual.

2. No existe cambio sin crisis. Salir de la zona de confort personal y explorar algo nuevo exige una profunda toma de conciencia y el coraje de probar nuevos enfoques o comportamientos.

3. Cambiar da miedo. A medida que transcurre la vida las personas tenemos una tendencia a captar, sentir y reaccionar de una misma manera. Sin darnos cuenta perpetuamos percepciones, creencias o comportamientos que nos fueron útiles dos no sean óptimos, justificamos nuestra actuación y generalmente atribuimos al exterior la causa de nuestros males. En definitiva, nos volvemos inflexibles y poco adaptativos.

4. Las personas para cambiar necesitamos del apoyo y del sostén emocional de los demás. Personas que nos acompañen en el duelo, para transitar el miedo y la crisis sin hundirse ni perder el contacto con la realidad. 

 

Compartir mediante:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies