Trabajo con sueños en gestalt

El misterio de los sueños

Dormir y soñar tienen una función biológica autorreguladora. No soñamos toda la noche, fabricamos tres o cuatro sueños cada día que activan una alta actividad cerebral. Al despertar no siempre los recordamos. 

Aunque para algunas personas la vida tienen lugar mientras estamos despiertos, en realidad tenemos una sola vida con dos dimensiones, una vigílica y otra onírica. Dos caras de una misma moneda.  Cada una con su función y sus lenguajes. 

Mientras soñamos vivimos las historias como si fueran tan “reales” como las que sentimos en estado vigílico. Cuando estamos en estado vigílico nos surgen miles de fantasías que nos parecen tan reales como las que encontramos en nuestros sueños.

¿Qué son esas historias que surgen cuando no controlamos?  –  ¿Qué significan esas imágenes que aparecen? –  ¿De dónde vienen? –  ¿Quien las crea? – ¿ Qué misterios se esconden detrás de los sueños?

Algunos antecedentes del trabajo con sueños

El estudio, interpretación y  trabajo con los sueños no es nuevo. Todas las culturas y tradiciones espirituales han considerado y valorado los sueños desde diferentes perspectivas. Por ejemplo, interpretados como un canal comunicación con los antepasados o los dioses. También otorgándoles un valor premonitorio, profético, de poder, de curación, etc …

En Grecia, se interpretaban los sueños en función directa a la persona que los soñaba. En algunos templos griegos, las personas iban a dormir haciéndose una pregunta sobre sus dolencias e invocando a los dioses para que mediante los sueños les indicasen un remedio.  A este método de invocación lo denominaron incubación de sueños.

A finales del siglo XIX e inicios del XX, la filosofía positivista y la proliferación del método científico como única vía de estudio de la “realidad”,  fueron relegando y despreciando  el estudio del mundo onírico.

En el ámbito de la psiquiatria, Sigmund Freud recuperó el valor de los sueños. Su primera obra en 1900 la tituló “La interpretación de los sueños”. Freud dividió el psiquismo humano en tres zonas consciente, preconsciente e inconsciente y definió los sueños como la vía regia al inconsciente personalEstudió el lenguaje de las imágenes que aparecían en los sueños, sus símbolos y sintaxis, creando diccionarios oníricos para que los psicoanalistas tuvieran las claves de su interpretación. 

Para Sigmund Freud, los sueños expresaban lo albergado en el inconsciente de cada uno: deseos inconfesables, instintos reprimidos, recuerdos dolorosos, etc… que la represión  expulsa de su conciencia  al interpretarlos como insostenibles. Para él, en los sueños se expresa todo este material reprimido.

Carl Gustav Jung,  discípulo escindido de las teorías de S. Freud, postuló que en los sueños también se revelaban materiales que trascendían las fronteras de lo individual. En ellos, aparecían también contenidos de carácter general y cultural que denominó arquetipos (cuidador/a, héroe/heroina, sabia/o, …) que, en su conjunto, formaban lo que él nombró como inconsciente colectivo.

Fritz Perls,  enfocó el trabajo con los sueños de forma diferente a los primeros psicoanalistas. Para él, el terapeuta había de soltar el rol de experto interpretador de los sueños de sus pacientes. Por el contrario, postuló que sólo el soñante podía descubrir el mensaje que le aportaba su sueño.  Para propiciar esta autoexploración,  F. Perls definió un método de trabajo para acompañarlo a darse cuenta del mensaje encerrado en su sueño.  

F. Perls decía: “Yo creo que en el sueño tenemos un mensaje existencial muy claro acerca de lo que falta en nuestras vidas, lo que evitamos hacer o vivir. También en los sueños hay mucho material para ser reasimilado y reposeer nuestras partes alienadas”.

Enfoque de trabajo con sueños en terapia gestalt

En gestalt no hacemos interpretaciones del significado de los sueños. Tampoco hablamos o racionalizamos sobre ellos. Los sueños son revividos y teatralizados desde un estado de presencia, es decir, como si estuvieran pasando en este momento.

Identificación elementos sueños

Nos identificamos con algunos elementos significativos que aparecen en el sueño, sumergiéndonos en el palpitar de su existencia. Empatizamos con el sentir de cada uno de ellos. Vivenciamos  diálogos entre diferentes elementos como si fueran diálogos entre partes de uno/a mismo/a.Desde ese encarnarse desde la presencia, nos abrimos a las resonancias que aparezcan:  mensajes, inspiraciones, sensaciones. Energías que retumban en nuestro interior y pueden ser importantes fuentes de inspiración para gestionar nuestra vida actual.

Fritz Perls decía: “Si uno se siente perseguido por un ogro y se convierte en el ogro, la pesadilla desaparece. Entonces la energía que habíamos depositado en el ogro se recupera como propia. Entonces en este momento la energía ya no estará fuera (alineada) sinó que estará adentro tuyo para cuando quieras usarla”.

Algunas de las intenciones del trabajo con sueños en gestalt son:

  • Integrar partes de nosotres mismes que están en lucha continua (polaridades)
  • Apropiarse de partes alineadas de nuestra personalidad
  • Señalar aspectos obvios que son ignorados o evitados
  • Descubrir, recuperar integrar recursos y potencial alineados 
  • Incrementar la vitalidad redireccionando la energía de unos elementos a otros.
  • Escuchar la sabiduría interna del inconsciente. Mensaje de mi,   para mi  misme.
  • Resolver, informar sobre algo importante para mi.
  • Aportar un elemento sanador a un conflicto actual.
  • Dar luz a asuntos inconclusos
  • Poner al descubierto asuntos importantes de mi vida aquí y ahora
  • Reparar eventos traumáticos de mi pasado o sueños perturbadores.
  • ….
Picture of Jordi Sales Rufí
Jordi Sales Rufí
Psicólogo colegiado 3.306. Psicoterapeuta Gestalt miembro titular y didacta de la Asociación Española de Terapia Gestalt. Responsable de Formación del centro Gestalt Vilanova (Institut Integratiu). Master en dinámica de grupos en las organizaciones por la Universidad de Barcelona. Máster en PNL. Psicoterapeuta integrativo. Coach Generativo.

Psicoterapia individual

Superar una crisis personal

Trabajaremos juntos por tu bienestar

Saber más

Terapia de pareja

Superar una crisis de pareja

Un espacio protegido de comunicación

Saber más

Actitud del terapeuta en el trabajo con sueños

La actitud que se aconseja para trabajar los sueños, propios o ajenos, es la de un explorador, un aventurero o un navegante. 

A la hora de crear una atmósfera y  orientarnos en la exploración serán útiles las premisas gestálticas: presencia, conciencia y responsabilidad. No hay que pretender cerrar ni arreglar nada. Es un trabajo abierto que podrá seguirse en otros momentos. El que acompaña a explorar el sueño  invita y estimula a mantenerse en un estado  de interior de presencia y apertura  : 

        1. Sostén en la tierra
        2. Calma
        3. Conexión interna externa desde el centro
        4. Atención a lo sutil de la experiencia interna y externa
        5. Apertura al campo, al sistema, más allá de uno mismo.
        6. Confianza en que algo significativo aparecerá sin esfuezo
Está atento y presente dejándose guiar por la intuición. No queriendo llegar a ningún lado más que a vivenciar el presente y dejarse llevar por lo que surja. No tiene intencionesSi aparece algún impasse, puede invitar a respirar, a hacer espacio interior, a acoger la incomodidad,  a reconectar con su presencia,  a invocar y conectar con mentores que les aporten nuevos recursos y  mantener la confianza de que algo bueno está por llegar.
Dirige la atención haciendo preguntas sobre lo que ve, oye y siente en cada momento. Lo de dentro y lo de fuera. Hacia la respiración, el gesto, el movimiento, el ritmo y la palabra. Prioriza lo que sucede en el cuerpo antes que lo discursivo. Estimula la apertura, la flexibilidad, el desbloqueo, la expresión y la consciencia corporal. 
Puede, también proponer actividades artísticas que ayuden tanto en la exploración como en la integración: dibujar, pintar, esculpir, cantar, bailar, poetizar, dramatizar, narrar son maneras de abrir espacio al psiquismo. 

Siempre atentos a descubrir el siíntoma-figura, los opuestos polares, lo desoído, la situación inconclusa, …

El hilo conductor del trabajo es EL CONTACTO PROFUNDO. Ayuda la voz, la proximidad, la calidez, el respeto y la intuición. 

Compartir mediante:

Jordi Sales. Psicólogo Barcelona. Col.3.306. Os atenderé personalmente en:

 BARCELONA: «Espai de teràpia»:  C/Provença, 385 4t 1a 08025 Barcelona

BAIX LLOBREGAT: C/Can Coll, 25 Baixos 08629 Torrelles de Llobregat

Sígueme en las redes sociales

Sígue a Gestalt i desenvolupa-Ment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies